Consejos para ser una Pyme Socialmente Responsable

Consejos para ser una Pyme Socialmente Responsable

1. Antes de iniciar iniciativas sostenibles conoce tu empresa. Un plan de sostenibilidad de éxito comienza por conocer cual es la filosofía, la cultura de la empresa y las expectativas de tus grupos de interés y actuar en consecuencia.

2. Conoce a tus grupos de interés. Básicamente son aquellos que se ven afectados por la actividad de la empresa o que pueden afectar al desarrollo de la empresa. Lo más probable es que los tengamos identificados a casi todos, pero ¿sabemos cuales son sus expectativas? ¿Sus intereses? Un diálogo fluido y constante con ellos permite identificar y dar respuesta a los asuntos que ellos consideran relevantes.

3. Céntrate en tus fortalezas: Al igual que haces en tu negocio principal que te centras en aquellos aspectos en los que tienes una ventaja por precio o por diferenciación o por que la empresa sabe hacerlo mejor que la competencia, igualmente debes hacer con las iniciativas sostenibles, buscar aquellas que tengan mayor impacto y que sepas hacer mejor.

4. Crea un grupo de trabajo. En todas las empresas existen personas implicadas en ONGs (sociales y medioambientales) o concienciadas por estos temas, “utilízalos” que sean tus “profetas” en la empresa y que difundan el mensaje. Aquí no acaba la misión de la dirección debe liderar el grupo, no solamente apoyándolo, sino siendo actor principal y siendo modelo para la empresa, si no hay un apoyo inequívoco de la dirección el camino se hace mucho más sinuoso

5. No es necesario trabajar duro a favor de la sostenibilidad sino trabajar de forma inteligente. No por llevar a cabo multitud de iniciativas se es más sostenible. Párate a pensar que impactos de la empresa son más relevantes en los ámbitos sociales y medioambientales y como se pueden realizar iniciativas que a la vez disminuyan esos impactos y estén alineadas con la estrategia e incluso con la imagen que la empresa quiere transmitir.

6. Ten en cuenta a tus proveedores y clientes en tus iniciativas de sostenibilidad. Cuanto mayor alcance, mayor impacto. Un comportamiento no sostenible de tus proveedores puede afectar a tu empresa directamente no solo en reputación sino en términos de calidad del producto e incluso económicos. Comprometer a tus clientes y proveedores hace que sean más leales.

7. Haz un seguimiento de tus iniciativas y comunica sus resultados. Lo que no se mide no se puede gestionar, utiliza indicadores sencillos para hacer seguimiento de tus iniciativas. La comunicación no tiene por qué hacerse mediante una memoria de sostenibilidad, hoy día existen multitud de herramientas que te permiten mantener una “conversación” con tus grupos de interés. Utiliza las redes sociales para dar a conocer tus iniciativas pero también para recibir comentarios, propuestas. Colabora para que las iniciativas en lo posible sean co-diseñadas por la empresa y grupos de interés. Ten en cuenta el que la empresa no este en las redes sociales no quiere decir que no se hable de ella en las redes sociales (y nos estamos perdiendo todas esas conversaciones)

8. Alianzas y Cooperación: Habrá muchas ocasiones en las que no se puedan abordar las iniciativas de forma individual, no tengas miedo a establecer alianzas a cooperar con ONG, Instituciones Públicas, Asociaciones, otras empresas… e incluso con la competencia. Hay que perder el miedo al colaborar con la competencia en ámbitos que no sean estrictamente tu negocio. Colaborar permite mejorar la imagen y reputación colectiva del sector y puede hacer crecer el sector (aumenta el paste y el trozo que te toca)

9. La Responsabilidad Social Empresarial no es un añadido, no es un parche. Tiene que estar integrada en la estrategia y en la estructura de la empresa. Tiene que estar integrada en el proceso de decisión de la empresa, cuando se tome una decisión ya no sólo se debe tener en cuenta su resultado económico sino también su impacto en la sociedad y el medioambiente y tratar de paliar los efectos negativos que se produzcan.

10. Este punto puede ser controvertido pero una iniciativa que no refuerza la estrategia de la empresa o no da respuesta a las expectativas de tus grupos de interés es desvirtuar la RSE, utilizarla como instrumento para conseguir otros objetivos y no como un fin en si mismo.

admin

social social

Leave your Comment:

No comments yet.